Odontología pediátrica en Lancaster y Ephrata

Cuidado dental de calidad para la juventud de Lancaster

Nos gustan tanto las pequeñas sonrisas del área de Lancaster que hemos dedicado un equipo a prestar atención odontológica orientada a la edad de su hijo y a sus necesidades específicas de salud bucal. Nos dedicamos a prestar un excelente servicio de cuidado de la salud dental a bebés, niños, adolescentes y personas con necesidades especiales en un ambiente de cuidado, divertido y amable. Nuestra misión es darles una vida de sonrisas saludables y felices y una experiencia dental positiva. Contamos con los equipos más avanzados y con un personal especializado en odontología pediátrica.

Procedimientos pediátricos en Smilebuilderz

  • Exámenes dentales para niños y radiografías digitales
  • Limpiezas dentales muy delicadas
  • Selladores dentales y flúor para proteger los dientes de la caries
  • Empastes libres de metal
  • Adhesión dental cosmética
  • Ortodoncia interceptiva
  • Coronas de acero inoxidable (CAI)
  • Instrucciones completas para el cuidado en el hogar

¿No se merecen tus pequeños las mejores sonrisas? ¡Smilebuilderz piensa que sí! ¡Descubra cómo llamándonos hoy mismo!

¿Cuándo debo llevar a mi hijo a la primera visita?

  • La Academia Americana de Odontología Pediátrica recomienda que los niños visiten al odontólogo antes de cumplir el primer año. Es fundamental que los dientes recién salidos de su hijo (que aparecen entre los 6 y los 12 meses de edad) reciban la atención odontológica adecuada y se beneficien de los hábitos de higiene bucal correctos desde el principio.
  • Los dientes primarios de su hijo se desprenden en diversos momentos a lo largo de la infancia. Los dientes permanentes comienzan a salir a los 6 años y continúan hasta los 21. Los adultos tienen 28 dientes permanentes (32, incluyendo las muelas del juicio).

¿Qué diferencia a la odontología pediátrica?

Los odontólogos pediátricos son especialistas con dos años más de formación rigurosa después de terminar sus estudios en la facultad de odontología. Esta formación avanzada hace que los odontólogos pediátricos estén especialmente cualificados para tratar las necesidades muy específicas de los niños y los pacientes con necesidades especiales, incluyendo el cuidado bucal de los bebés, la odontología pediátrica restauradora, el cuidado preventivo, el control del comportamiento, la sedación pediátrica, el mantenimiento de los espacios e incluso la odontología cosmética para los niños después de un traumatismo o para aumentar la confianza.

Esta formación también los ayuda a comunicarse con cuidado, de forma delicada y empática incluso con los niños más pequeños o con pacientes con necesidades especiales. Ofrecemos una gama de opciones de sedación para los niños especialmente nerviosos, que tengan dificultades para recibir un tratamiento dental o necesiten atención más avanzada.

Además, ¡a los niños les encanta venir a este consultorio! La primera visita de un niño al odontólogo debe ser agradable. Los niños no nacen con un miedo natural al odontólogo, pero sí pueden sentir miedo a lo desconocido.

Nuestro consultorio hace un esfuerzo especial al utilizar palabras agradables, sencillas y no atemorizantes para describir cada tratamiento. Queremos que usted y su pequeño se sientan a gusto desde el momento en que su familia llegue a nuestro consultorio. Así es como construimos una vida de sonrisas sanas y felices.

Prevenir los problemas dentales antes de que empiecen

1. ¿Qué debo hacer para aliviar el dolor de los niños cuando les están saliendo los dientes?

Cuando salen los dientes nuevos… Los dientes primarios, o «de leche», de su hijo comenzarán a salir entre los 6 y los 12 meses de edad y seguirán apareciendo aproximadamente hasta los tres años. Durante este tiempo, las encías pueden sentirse sensibles y doloridas.

Para ayudar a aliviar estas molestias, se recomienda calmar las encías frotando un dedo limpio o un paño fresco y húmedo sobre ellas. También puede optar por utilizar un anillo de dentición.

2. ¿Cuáles son algunos consejos para que mi hijo tenga una buena salud oral?

A medida que los dientes de su hijo vayan saliendo, asegúrese de examinarlos cada dos semanas en busca de líneas y decoloración que puedan ser causadas por caries. Recuerde que los alimentos y bebidas azucarados pueden atacar los dientes nuevos, así que procure que su hijo se cepille los dientes después de comer. Se recomienda el cepillado dos veces al día para una higiene bucal óptima.

El cepillado puede ser divertido y los niños deberían comenzar a cepillarse en cuanto les salga el primer diente. Cuando le salga un diente al bebé, los padres deben cepillarlo con un cepillo de dientes de cerdas suaves y una cantidad de pasta dentífrica del tamaño de un guisante. En el caso de los niños menores de dos años, no utilice pasta de dientes con flúor a menos que se lo aconseje su odontólogo. Le sugerimos que repase con su hijo los procedimientos adecuados para el cepillado de dientes.

El uso del hilo dental también forma parte de los buenos hábitos de higiene bucal y discutiremos con usted el momento adecuado para empezar a usar el hilo dental en los dientes de su hijo. Si nota signos de caries, comuníquese de inmediato con nuestro consultorio.

3. ¿Con qué frecuencia debe acudir mi hijo al odontólogo?

Las caries son causadas por los azúcares que quedan en la boca y que se convierten en un ácido que puede romper los dientes. Los niños corren un alto riesgo de padecer caries por una sencilla razón: muchos no practican regularmente buenos hábitos de higiene bucal. Una rutina adecuada de cepillado y uso del hilo dental, combinada con visitas regulares al odontólogo, ayuda a prevenir el deterioro dental.

Su hijo debe asistir a consulta con nosotros cada seis meses para practicarle las limpiezas y revisiones dentales periódicas. Recomendamos los tratamientos con flúor dos veces al año junto con las limpiezas para mantener los dientes más fuertes.

Los selladores dentales también se recomiendan porque «sellan» los surcos profundos de los dientes de su hijo y evitan que se formen caries en estas zonas de difícil acceso. Los sellantes duran varios años, pero se les controla en las revisiones periódicas de su hijo.

La atención odontológica temprana previene problemas de por vida.
¿Su pequeño está preparado para una sonrisa sana?